Factores que han conllevado a los latinoamericanos a apoyar la integración regional

28 de abril de 2022
autor: Misrael Jean Simon / Morales Rosemary

La región de América Latina y el Caribe observa con interés la idea de convertirse en un vecindario de puertas abiertas en todo ámbito, tanto comercial como social. Las bondades de la integración comercial, podrían ser clave para un futuro con crecimiento positivo y sostenible. Existieron y existen cada vez más iniciativas para fortalecer las economías regionales. De hecho, antes del año 2000, el país promedio latinoamericano mantenía acuerdos comerciales preferenciales con cerca de cuatro socios regionales, mientras que para 2013 esta cifra se elevó a cerca de diez. Sin embargo, estos no siempre demostraron una gran apertura hacia una real integración regional. 

A pesar de los esfuerzos latinoamericanos por integrarse comercialmente, el volumen de las exportaciones intrarregionales en relación con las exportaciones totales se ha mantenido a través de los años en un promedio del 20%. 

Se debe recalcar que la recuperación económica tras la pandemia ha sido un factor causal del apoyo que se sigue generando a favor de la integración regional, y eso se da por la consolidación de acuerdos comerciales dentro de las organizaciones como MERCOSUR y AP. Las políticas aplicadas por parte de los gobiernos fueron para evitar la caída de la producción, como modelo está Uruguay que ha consolidado 18 acuerdos, la mayoría con el Mercosur y según datos del Ministerio de Economía y Finanzas de Uruguay, hubo en el cuarto trimestre del año 2021 un incremento de la producción industrial y a nivel de las exportaciones. En República Dominicana, las políticas económicas aplicadas han conllevado a la liberalización del comercio y a la promoción de la inversión extranjera directa.  

Se puede destacar que, según el reporte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), “La Voz Latinoamericana”, la inversión extranjera directa (IED) en esencia no es más que la inversión que realiza una entidad económica (país, empresa, individuo…) de un determinado país en otro país extranjero, ha sido también uno de los factores que ha permitido que se siga apoyando la integración regional. Países con más ciudadanos a favor han sido El salvador, Republica Dominicana y Venezuela.  No obstante, en el caso de Venezuela, IED se encuentra con baja presencia en su economía. 

Para el libre comercio regional, Venezuela se destaca por tener el máximo porcentaje de sus habitantes a favor de este, el efecto proviene de los acuerdos comerciales a los cuales Venezuela se ha suscrito, como uno de estos está el acuerdo comercial con La Asociación Latinoamérica de Integración que busca establecer el ejercicio del libre comercio, con aranceles preferenciales y con menos procesos burocráticos.   

Otro factor que participa en el desarrollo de la integración regional es el comercio electrónico, aun cuando tiene poco desarrollo y diseño en la región, tiene un elemento esencial que es la consolidación de mejores alcances digitales para los MIPYMES. Según el reporte del CEPAL, “Recuperación económica tras la pandemia del covid-19", los países que habían desarrollado previamente una estrategia coordinada de comercio electrónico estuvieron mejor posicionados para implementar eficazmente políticas de promoción del comercio electrónico y sacar provecho de la crisis. Además, en el reporte del BID,  se mostraron las poblaciones que han realizado compras de comercio electrónico en el año 2020 y al igual que los planteamientos del CEPAL; Costa Rica, Chile y Argentina son los que han tenido más compras, por otro lado, Costa Rica y Argentina como los que tenían previamente una estrategia nacional a largo plazo de comercio electrónico.  

El último factor importante es la inmigración, si antes la migración intrarregional era hacia Argentina y Venezuela por considerarse los países más receptivos. En base a los datos planteados por el reporte, “La Voz Latinoamericana”, los 5 países con ciudadanos a favor de la inmigración son: Uruguay, El Salvador, Republica Dominicana, Venezuela y Paraguay. Expertos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) han planteado que el cambio migratorio que se ha dado a fines de 2019 ha sido proveniente de Venezuela, aunque no ha sido lo único ya que causas como la pobreza, la violencia ha generado que diferentes ciudadanos de otras nacionalidades tuvieron que emigrar. Aun así, la migración a nivel regional puede ser una oportunidad de desarrollo para los países receptores, pero para aprovechar esta circunstancia es necesario promover la integración socioeconómica y la cohesión social.